FUNDACIÓN DE ESTUDIOS ECONÓMICOS, GUBERNAMENTALES Y EMPRESARIALES
- FUNDACIÓN EGE -

Río Cuarto - Córdoba - Argentina
Tel. Fax: (54) (0) 358 - 154306119/120 - info@fundacionege.org

 

 



Libros Tesis / Tesinas Trabajos de Investigación Documentos de Trabajo
Becas Cursos Posgrados Oferta Laboral
Miembros Colaboradores




Los Números Ocultos del Desempleo

Semanario
Economía, Gobierno & Sociedad

Número 572 - 01/06/2014

Por Lic. Florencia Cucchietti y Ana Julia París (*)
Tema de Fondo


El Instituto Nacional de Estadística y Censos reportó una leve caída en la tasa de desempleo nacional, no obstante ello no implica menor cantidad de desocupados.

Hace poco más de diez días, se conocieron los números pertenecientes al primer trimestre del 2014 en materia de ocupación laboral: la tasa de desempleo nacional fue del 7.1% para enero, febrero y marzo del corriente año, representando un ligero descenso de aquel 7.9% obtenido en 2013 para el mismo período. A pesar que el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich niega la destrucción de empleo, es interesante analizar con mayor detenimiento dichas cifras.

Razonando en forma inversa, el índice de empleo para los primeros tres meses del 2014 fue de 41.8%, el cual manifiesta una sutil disminución de 0,4 p.p. en comparación del mismo trimestre de 2013, siendo el número actual de ocupados dentro de la población total, menor que hace un año atrás y la más baja en casi cinco: desde el segundo trimestre de 2009. Si consideramos el reconocimiento por parte del organismo oficial sobre la caída interanual del 0.9% de la actividad económica, se evidencian los primeros vestigios de la debilidad del mercado laboral.

En marco de este contexto, la baja en la tasa de desocupación (cedida en 0.8 p.p), no corresponde a una masiva creación de fuentes de trabajo, sino a que muchos desocupados cansados de buscar empleo dejaron de hacerlo, provocando lo que los economistas llaman "efecto desaliento". A propósito de esto, la tasa de actividad recolectada para los meses en cuestión ente 31 aglomerados urbanos alcanzó un total del 45%, sobre un 45.8% del año anterior; entonces se podría asumir que las personas antes desempleadas se retiraron del mercado de trabajo disminuyendo así la presión en la oferta laboral. Por otra parte el índice de subocupación tuvo un leve incremento de 0.1p.p interanual, alcanzando un 8.1 % para el primer trimestre de 2014, donde el mismo indicador cerró a finales de 2013 en 7.8 %. Según la estadística oficial, casi 2,8 millones de argentinos tienen problemas de empleo dentro de un universo económicamente activo de 18 millones. En función de ello se puede inferir que el efecto desaliento en primer término, como la informalidad en segundo, determinan las cifras de desocupación y de esta manera se asegura la caída en el índice de desempleo.

La última Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) a cargo del Ministerio de Trabajo demuestra que en febrero y marzo, la tasa de salida del mercado laboral formal fue mayor que la tasa de entrada. Otro punto a considerar, son las cifras de la recaudación tributaria de abril que muestran una fuerte desaceleración de los ingresos por aportes a la seguridad social, diez puntos por debajo del promedio de 2013, lo que puede atribuirse a la caída de empleo, aumento del trabajo informal o  morosidad de las empresas con los aportes patronales.

En lo que respecta a nivel provincial el desempleo en el Gran Córdoba fue de 9.1% para los primeros tres meses del 2014, con lo cual mostró una baja en función al 10.8% del mismo período del año pasado y un incremento en relación al cuarto trimestre de 2013 que fue del 8.9%. Sin embargo, es importante resaltar que para la ciudad y sus alrededores se mostró un interesante ascenso de la tasa de subocupación que subió del 9.3%  al 11.3%  para los primeros trimestres de 2013 al 2014 respectivamente; entonces tal vez se encuentre allí la explicación de las variaciones ocurridas con los índices expuestos.

La tendencia a nivel nacional trasciende a nivel local: Río Cuarto obtuvo una tasa de desempleo para el primer trimestre del año de 8.3%. Dicha cifra se ubica a 4.1 p.p. por encima de la misma medición llevada a cabo el año pasado, que solo arrojaba el 4.2%. Los datos informados, ubican al imperio del sur cordobés en el sexto puesto entre las ciudades con mayor nivel de desocupación del país, detrás del Gran Catamarca con una tasa de desempleo de 9.4%, Gran Córdoba con 9.1%, Mar del Plata con 9%, Bahía Blanca con 8.8% y Neuquén y Ushuaia con 8.5%. También es valioso destacar que el nivel de actividad como de empleo sufrieron un descenso del 1.9 p.p y 3.6p.p. respectivamente, entonces cabe señalar como consecuencia de tal comportamiento el hecho de que se incrementó el número de desocupados.

A forma de cierre, citamos a la economista y directora ejecutiva de SEL Consultores, María Laura Cali quien aseveró: “la creación de empleo está en situación de stand by dado que las empresas están cautelosas y frezaron el ingreso de nuevo personal. Aunque no se prevé una ola de despidos masivos, la tasa de desempleo en lo que resta de 2014 no se va a disparar mucho, pero seguramente tampoco va a bajar”.

 
Colaboradoras de Fundación EGE
 
Portada
Siguiente
Siguiente