FUNDACIÓN DE ESTUDIOS ECONÓMICOS, GUBERNAMENTALES Y EMPRESARIALES
- FUNDACIÓN EGE -

Río Cuarto - Córdoba - Argentina
Tel. Fax: (54) (0) 358 - 154306119/120 - info@fundacionege.org

 

 



Libros Tesis / Tesinas Trabajos de Investigación Documentos de Trabajo
Becas Cursos Posgrados Oferta Laboral
Miembros Colaboradores

 

Acerca del Monitor de
Expectativas Empresariales

 

 

JULIO / 12

El segundo trimestre del año culmina con un empresariado menos optimista que el trimestre pasado, y que acumula una pérdida de confianza del 27 desde septiembre del 2011. En general todos los sectores económicos presentan importantes niveles de recesión aunque en términos relativos es el sector servicios el que se halla en una mejor situación actual y esperada.

DICIEMBRE / 11

Caída en el Índice de Confianza Empresarial

El monitor de expectativas empresariales indica una caída en el índice de confianza empresarial que abarca a todos los sectores de la economía. Se repite la tendencia al estancamiento tanto en las empresas de la ciudad como de la región. A nivel sectorial, el comercio es el más afectado por la coyuntura económico-política actual y es el que muestra un mayor estancamiento en la actualidad; la construcción ha mejorado su desempeño, mientras la industria y los servicios muestran una situación actual prácticamente similar a la medición anterior.               
En las expectativas para el comienzo del 2012, lo más notorio es que los empresarios esperan que aumente la cantidad de empresas en recesión y disminuya la cantidad de empresas en expansión, lo que da cuenta de la desaceleración ya anunciada por otras variables económicas para el año que viene. El estancamiento alcanzará a 1 de cada 2 empresas, siendo más fuerte en la ciudad que en la Región.

DICIEMBRE / 10

Los empresarios esperan el 2011 con optimismo y cautela

El final del 2010 encuentra a los sectores con una situación dispar, afectados por la inflación y sus consecuencias por las negociaciones salariales y el incremento de costos, y en el marco de un dólar planchado, la pérdida de competitividad y en términos relativos el mayor peso de la presión impositiva. Así, a lo largo de este año, los distintos sectores económicos se han visto afectados de manera diferencial por este contexto; ya que los rubros asociados a la producción y comercialización de bienes durables se han visto favorecidos en el sentido que se han convertido en depositarios de valor, ante la pérdida de valor de la moneda; mientras que otros bienes, como los de consumo básico se han reducido a su mínima expresión, mientras otros se ven acuciados por el ingreso de productos competidores provenientes del extranjero.
Las expectativas para el comienzo del 2011 es de continuar en una senda de expansión, aunque los factores anteriormente mencionados plantean un límite a la misma; habrá que ver qué ofrece el año electoral a la actividad privada para saber si esta recuperación continuará o si está próxima a alcanzar su techo.

MAYO / 10

La economía regional pierde impulso

Las expectativas empresariales de la ciudad y la región dan cuenta de que el efecto expansivo esperado por la liquidación de la cosecha no fue tan amplio como se esperaba y lo que se destaca en mayo es la gran tendencia al estancamiento paralelo al incremento de los precios, es decir, estanflación.
En la ciudad, el impacto de esta situación es mayor, comparada con la región. Con respecto a los sectores, puede observarse que en mayo tanto el comercio como la industria han mejorado su nivel de actividad con respecto al mes de abril, mientras que los servicios y la construcción muestran un retroceso, considerable en el caso de esta última.
En cuanto a la confianza empresarial, a partir del mes de abril ha vuelto a disminuir y acumula actualmente dos meses en caída, atribuible sin dudas al contexto inflacionario y el escaso volumen de ventas reales. Así, las expectativas para el corto plazo en general son buenas. Sin embargo, el porcentaje de empresarios que esperan tener un trimestre con mayor nivel de actividad viene en descenso mientras aumenta el de aquellos que esperan un nivel menor.

MARZO / 10

Con los ojos puestos en la campaña agrícola

Hacia la culminación del primer trimestre del año, la sensación generalizada de los empresarios es que la economía se mantiene en una senda de recuperación. Pero cabe aclarar que un gran componente de estas expectativas positivas depende de la culminación de la campaña de cosecha gruesa, cuyo desempeño determinará la evolución de las operaciones económicas locales y regionales ya que en mayor o menor medida, todas las actividades de la ciudad y de la región están ligadas al movimiento de dinero que genera la liquidación de la cosecha por lo que su volumen determinará si la recuperación económica continúa o si vuelve a primar el estancamiento.

FEBRERO / 10

Sigue mejorando el humor empresarial

La sensación generalizada de los empresarios es que se continúa en el proceso de recuperación iniciado el año pasado, aunque aún quedan varios escollos por sortear por parte de los empresarios, tal es el caso del constante incremento de costos y el problema energético, así como la reducción de la demanda por los aumentos de precios al consumidor.
Al interior de la economía, se observan grandes diferencias en la situación actual de los sectores: en el extremo de la mayor recuperación se halla la construcción y en el extremo opuesto el sector servicios. Industria y Comercio se encuentran en algún punto entre ambos.
Para los próximos meses las expectativas son positivas, con lo que según los propios empresarios, en el corto plazo se podría afianzar el camino de la economía del sur de Córdoba hacia la recuperación.

DICIEMBRE / 09

Cierre del 2009 y Desafíos del 2010

El 2009 termina con empresarios más optimistas de lo que se esperaba a comienzos del año, aunque aún son más las empresas que están en recesión que aquellas que están en expansión. Para los próximos meses se espera que la actividad económica continúe estable pero continuará habiendo recesión de manera paralela a la expansión de algunas empresas. Los principales desafíos para el 2010 serán la Presión Tributaria, los posibles Conflictos entre el nuevo Congreso y el Poder Ejecutivo y la Inflación.

NOVIEMBRE / 09

Sigue mejorando el humor empresarial

En el mes de noviembre los empresarios dan cuenta de la mejoría general de la situación actual tanto en la ciudad como en la región. Al interior de la matriz económica regional se observa una fuerte estabilización en todos los sectores, con mayor proporción en el sector construcción. Las expectativas de corto plazo también son positivas, lo que implica que el cierre del 2009 y comienzo del 2010 estarán acompañados por un humor empresarial optimista, que podría traducirse en nuevas inversiones, dependiendo de las señales que se observen en cuanto a seguridad jurídica, presión tributaria, condiciones crediticias, etc.

OCTUBRE / 09

Seguimos mejorando, pero a un ritmo menor

En línea con lo que sucediera hasta el tercer trimestre de 2009, el mes de octubre plantea la continuación de la tendencia al mejoramiento, aunque con una notoria desaceleración debido al escaso milimetraje logrado, la continuidad de la sequía y los fuertes vientos en todo el mes de octubre han debilitado las expectativas positivas que los empresarios de la ciudad y región tenían en septiembre.
Al interior de la economía, el comercio y la industria continúan en su senda de constante recuperación, mientras la construcción y los servicios continúan mejorando en general pero con mayor volatilidad. En cuanto a la confianza empresarial, la mejora continua en las expectativas desde comienzos del año plantea una positiva recuperación, aunque no es suficiente para que se traduzca en inversiones debido a que el contexto interno aún ofrece un alto riesgo.

SEPTIEMBRE / 09

“Septiembre 2009: vamos subiendo la cuesta…”

Las expectativas empresariales de Río Cuarto y Región muestran para el mes de septiembre de 2009 una importante mejora a nivel general producto de las benéficas lluvias y el comienzo de una nueva campaña. Sin embargo, al interior de cada sector aún hay rubros que permanecen en crisis. Comparando la situación actual con el peor momento para cada actividad, el sector que más se ha recuperado ha sido el de servicios, seguido por la industria, el comercio y la construcción, en ese orden.
Para los próximos meses se espera que esta dicotomía entre las empresas que están mejor y las que siguen empeorando, se mantenga pero vaya reduciéndose paulatinamente. Ello dependerá de que no surjan nuevas sorpresas en cuanto a medidas de política discrecionales y se tome nota de los malos resultados generados por la política exterior.

JUNIO / 09

Mejoran las expectativas, pero a ritmo muy lento

En junio parece confirmarse la tendencia a la mejora continua en las expectativas generales de los empresarios de Río Cuarto y región. Puede decirse que la actividad que más se ha recuperado ha sido la de los servicios, seguida por el comercio y la industria y por último la construcción.
Para los próximos meses a nivel general se espera que la situación económica general no diste demasiado de la actual, pero que continúe la tendencia al mejoramiento.
En línea con lo anterior, la confianza empresarial de la ciudad y región cumple siete meses consecutivos de mejora continua hasta el mes de junio de 2009, habrá que ver cómo los resultados de las elecciones legislativas del 28 de junio afectan a esta recuperación en la confianza que se traduce en mayor intención de inversión
.

MARZO / 09

Mejoran las expectativas de los empresarios de la Ciudad y Región

Comienza a confirmarse el mejoramiento de la sensación que los empresarios tienen acerca del estado actual de la economía general. Si bien esto no implica que la economía esté ya recuperando el terreno perdido durante el año pasado, sí permite inferir ésta ha dejado de empeorar, es decir, que se está estancando.
Las expectativas para el corto plazo muestran un cambio claramente positivo del humor empresarial de la mano de varios factores, internos y externos que cambian la percepción que tienen los empresarios respecto a qué sucederá con la actividad económica en los próximos meses.
En cuanto al indicador de confianza empresarial, durante el primer cuatrimestre de 2009 continúa el proceso de mejora iniciado en diciembre de 2008. Y aunque aún se halla aún en niveles muy bajos, su recuperación alienta perspectivas de inversión en la ciudad y región.

ABRIL / 09

Mejoran las expectativas de los empresarios de la Ciudad y Región

Tras descender casi continuamente durante 2008, hacia el cuarto mes de 2009 comienza a confirmarse el mejoramiento de la sensación que los empresarios tienen acerca del estado actual de la economía general. Si bien esto no implica que la economía esté ya recuperando el terreno perdido durante el año pasado, sí permite inferir ésta ha dejado de empeorar, es decir, que se está estancando. 

NOVIEMBRE / 08

El 60% de los empresarios está en recesión y espera menor actividad en los próximos meses

En sintonía con lo observado tres meses atrás, en el mes de noviembre la situación económica general de la ciudad y región profundiza su proceso de deterioro. Se con vierte de esta manera, en la peor situación vivida desde la salida de la crisis del 2001, producto de que de los eventos internos y externos que han afectado a la economía regional y han derivado en que durante los últimos tres meses , la situación econó-mica empeorara a un ritmo superior al 45% mensual, esto significa que mes a mes casi la mitad de los empresarios que se hallaban en una situación aceptable, pasaron a registrar niveles de actividad inferiores al mes anterior, declarándose en recesión.

SEPTIEMBRE / 08

Continúa la recuperación de las expectativas empresariales

En el mes de agosto se consultaron 137 empresarios de la ciudad y región y el saldo es en general más positivo que el del mes de julio cuando se destrabó el conflicto entre el campo y el gobierno. Así se cumplen dos meses consecutivos de mejoría en las expectativas de los empresarios.
A nivel sectorial, el comercio continúa recuperándose. En la construcción, el estancamiento ha predominado y en la industria la recuperación es más rápida de lo esperado. Por el contrario, el sector servicio s ha observado un incremento en la recesión durante el mes de agosto que revierte o retrasa su proceso de recuperación.
En cuanto a los próximos meses, se espera que la situación económica general de toda la actividad sea mejor a la actual, lo que se traduce en un nuevo incremento en el indicador de confianza empresarial.

AGOSTO / 08

Mejoró el humor empresarial a partir de julio

En el relevamiento de las Expectativas de julio de 2008, llevado a cabo entre los días 15 y 23 de dicho mes, se produjo un punto de inflexión en los resultados que este informe viene reflejando desde el mes de marzo. La clara mejor ía en las expectativas empresariales a partir del principio de solución al conflicto del campo, alientan a esperar la recuperación paulatina de la actividad regional de aquí en adelante, siempre que no medien nuevas oleadas de incertidumbre sobre la economía. Sin dudas los sectores más afectados durante todo el conflicto fueron el comercio y la industria, y son éstos los que mayor poder de recuperación han mostrado en julio, mientras la construcción da cuenta una vez m&aac ute;s de ser un sector cuyo nivel de actividad se comporta distinto a los demás, ya que luego del principio de solución del conflicto es el único que registró aumento en la cantidad de empresarios en recesión. Los ser vicios, continuando con la tendencia de junio, este mes es el sector más estable y dinámico. De acuerdo a la mejora en las expectativas positivas en cuanto a la evolución de la actividad económica en general, luego de caer por quinto mes consecutivo en junio, el Indicador de Confianza Empresarial muestra un incremento. A r aíz de ello, también ha disminuido considerablemente la cantidad de empresarios que debían reducir el personal de planta.

JULIO / 08

La sensación de recesión avanza por quinto mes consecutivo

Hacia el mes de junio, los empresarios indican un empeoramiento general de su situación económica que se traduce en que 2 de cada 3 empresarios se halla en recesión. Nuevamente la situación local es levemente peor a l a de la región. A nivel sectorial, los más afectados han sido el comercio, la industria y los servicios, mientras la actividad de la construcción conserva un nivel de estancamiento notable desde el mes de marzo pero sin que su porcentaje de recesi ón supere a las demás categorías cosa que sí ocurre en los demás sectores. La confianza empresaria cayó nuevamente, acumulando a la fecha cinco meses de deterioro constante. Mientras, las expectativas de toma de personal acusan que tantos meses de caída en la actividad han provocado una reducción e n la cantidad de empleados.


JUNIO / 08

Empeoran las expectativas por tercer mes consecutivo

El panorama empresarial resulta bastante más complicado que el de abril. El deterioro constante de la actividad económica de la mayoría de los empresarios ha derivado en que actualmente 1 de cada 3 empresarios se encuentra e n un nivel de actividad menor, aunque el componente de estabilidad ha permanecido constante. La situación actual de los empresarios de la región resulta levemente mejor a la situación de los empresarios locales pero en ambos casos se puede ver que la tendencia a la disminución de la expansión en el niv el de actividad comenzó a manifestarse desde el mes de octubre de 2007 de modo que el conflicto entre el campo y el gobierno, ha acelerado un proceso de deterioro que ya venía gestándose desde mediados del año anterior. En conformidad con el empeoramiento de las expectativas de los empresarios encuestados, por tercer mes consecutivo el Indicador de Confianza Empresarial muestra una nueva e importante caída, y hasta el momento, según las respuestas recogidas en el mes de mayo la cantidad de personal permanecerá constante.


MAYO / 08

Se confirma el empeoramiento de la economía regional

Los empresarios consultados entre el 11 y el 21 de abril, confirman un marcado empeoramiento de la percepción que tienen sobre la economía regional, lo que podría indicar la instauración de problemas estructurales que podrían comprometer directamente el futuro desempeño de la misma. Río Cuarto no ha logrado recuperarse luego del paro, y actualmente se encuentra peor que la región. Mientras en las poblaciones aledañas la situaci&oa cute;n de expansión se redujo un 3%, en la ciudad lo hizo en un 60%. A nivel sectorial, el comercio, la industria y la construcción se encuentran en una situación peor a la del mes pasado, manifestando aún las consecuencias negativas de la situación conflictiva entre el gobierno y el sector agropecuario. Por el contrario, los servicios han vuelto a una situación similar a la del mes de febrero, prácticamente neutralizando en un mes las consecuencias negativas de la coyuntura. Este contexto marca una caída en la confianza empresarial por tercer mes consecutivo, tras un aumento de las expectativas negativas acerca del futuro mediato, y una caída por segundo mes consecutivo en las expectativas de increme ntar la cantidad de empleados.

ABRIL / 08

Empeoró la situación actual y las perspectivas futuras de los empresarios

Durante marzo la tensión generada por el conflicto entre el campo y el gobierno causó una aceleración en el desmejoramiento de la evaluación que los empresarios hacen de la situación actual. El comercio, los serv icios y la industria han revertido su proceso de expansión, mostrando ya no una reducción en el ritmo de crecimiento –una desaceleración en la actividad- sino más bien una disminución del nivel de actividad. El más perjudicado ha sido el comercio que después de la natural expansión de principio de año vio mermadas sus ventas de manera considerable por la decisión de no comprar ni vender nada por parte de un sector qu e es responsable de gran parte del dinamismo de las mismas. Los servicios también se vieron afectados, principalmente los asociados al sector agropecuario. En el caso de la industria, el impacto fue importante pero menor al de los anteriores, m ientras que la construcción continúa con su proceso expansivo no registrando disminuciones en su actividad. La confianza empresaria sufrió una importante caída por la desmejora en el ánimo empresarial que podría traducirse en menores inversiones futuras, mayor aversión al riesgo, etc. En cuanto a las expectativas de de manda de personal, la decisión de mantener la cantidad de empleados ha primado, reduciéndose la cantidad de empresas que esperan incorporar trabajadores.

MARZO / 08

Expansión en el primer bimestre de 2008

Durante el primer bimestre del año y tal como se esperaba, ha mejorado la percepción de situación general de la economía regional con respecto al año pasado, y la proporción de respuestas de expans ión supera a la mitad de los empresarios y tienen su origen en los sectores industrial y comercial, principalmente, mientras la construcción deja atrás la desaceleración propia de los meses estivales. El Indicador de Confianza Empresaria muestra para febrero un nivel superior al de diciembre pero inferior al de febrero de 2007 momento en el que se alcanzó el máximo nivel de confianza de la serie. Las expectativas de aumentos en el personal por parte de los empresarios han aumentado en más de un 100% con respecto a diciembre, y serán incorporaciones principalmente al área de producción.

¿Quiere recibir el Monitor de Expectativas Empresariales actualizado?
Consúltenos en info@fundacionege.org